PODERES MÁGICOS MÚSICA

El primer instrumento musical que se conoce es una flauta hecha de hueso de ala de buitre, que prueba que los humanos hacemos música hace más de 40.000 años. La afición de los humanos por la música está, sin duda, relacionada a los poderes mágicos que siempre se le han atribuido y que los científicos han comprobado: oír música nos beneficia individual y colectivamente y mejora nuestra salud física, mental y emocional.

Los beneficios de oír música son comparables con los de meditar. La música puede estabilizar la presión de sangre y mejorar el flujo de oxígeno en el cuerpo, bajar los niveles de hormonas relacionadas con el estrés y aliviar el dolor. La música parece activar sistemas neuroquímicos y estructuras mentales asociadas con un buen estado de ánimo, regulación de las emociones, atención y memoria.

En este momento, una de las funciones más relevantes de oír música, es crear sentimientos de cohesión o conexión social, pues la música nos puede hacer sentir acompañados, identificados, comprendidos y hasta enamorados.

¿Qué música oír?
Las canciones con tempos lentos, progresiones graduales de acordes y notas estables y alargadas suelen ser calmantes, mientras que las que tienen tempos rápidos y estructura caótica suelen tener el efecto inverso. Pero todo esto es subjetivo. Los estudios han comprobado que, por ejemplo, una persona que se siente energizada oyendo speed metal sueco, puede encontrar a AC/DC relajante y calmante.

Así que, como sospechabas, tu playlist favorito sí tiene poderes mágicos y te puede hacer sentir mucho mejor.

Suscríbete a nuestro newsletter
Suscríbete a nuestro newsletter
X